La Osteopatía es una terapia de diagnóstico y tratamiento que enfatiza la manipulación física del tejido muscular y óseo, buscando el origen del problema ante el dolor.

Esta disciplina entiende el cuerpo como una integración de todos los sistemas: Músculo-Esquelético, Visceral, Vascular, Nervioso y Craneal, es decir, que todos están relacionados entre sí influenciándose y repercutiendo uno en el otro.

Esto nos hace pensar que un dolor en algún lugar determinado del cuerpo puede, y seguramente sea así, no tener su origen en ese punto donde sentimos la molestia, sino en otro punto del cuerpo.

Por ejemplo, un dolor cervical puede tener su origen en alguna víscera, en el pinzamiento de algún nervio, se puede deber a una mala postura, una mala oclusión o hasta una pisada incorrecta, entre muchas otras causas.

De pies a cabeza nuestro cuerpo está conectado, por eso es necesario hacer una correcta evaluación y así determinar cuál es el origen del problema, según cada caso.

La Osteopatía utiliza técnicas manuales suaves, estructurales de alta velocidad y específicas para cada uno de los tejidos, en función de cada paciente en particular y combinándolas si fuera necesario según la evaluación del terapeuta.

El objetivo es poder devolver la correcta movilidad a los tejidos, restablecer una adecuada vascularización e inervación de los mismos, para que nuestro cuerpo tenga la posibilidad de recuperar su equilibrio.

Gracias a la Osteopatía podemos tratar:

* Lesiones deportivas: Esguinces, luxaciones, contracturas musculares, tendinitis o epicondilitis, entre otras.

* Dolores de espalda: Cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, problemas discales, hernias discales, escoliosis, artrosis o tortícolis.

* Traumatismos: Accidentes de coche, latigazo cervical o caídas.

Si sufres alguna dolencia y quieres sentirte mejor, no lo dudes, pide tu cita y te informaremos.

Maive, la salud de tu belleza en buenas manos.